Andreas Zanetti inicia el año con el pie derecho

Por:Daniel Monti
Twitter:@cieloalatierra
Fuente:@hijodevecino

Comenzó en un bar de Querétaro, de manera casi fortuita, y hoy es considerado el mejor showman de México y no concibe su vida fuera de los escenarios, apartado de su piano o sin la singular peluca estilo Luis XV con la que aparece para hablar de los grandes compositores del barroco europeo. Es Andreas Zanetti, un músico que se complementa con la comedia fina, y un comediante que se enriquece con la música, la actuación y el humor.

Y es que para Andreas, quien el próximo 13 de enero inicia, a petición de su público, su primera temporada formal en “El Cuevón”, de Plaza Escenaria, en el sur de la capital mexicana, siempre ha habido un motivo para reirse de la vida y hasta de sí mismo.

Por eso, su apuesta es simple, el humor y un infinito anecdotario que compartir, sacado de su cotidianeidad, de su entorno, su familia, sus amigos, hasta de su pecera, dice Zanetti para quien, si bien es cierto que de los 10 años de carrera formal, los últimos tres han sido memorables, la verdad es que buenos han sido los 40 años de vida que tiene.

“Estamos muy contentos, montando el show 2012 con cosas diferentes, mostrando que estos tres últimos años han sido de mucho crecimiento, por eso estamos madurando el espectáculo, y es muy padre la interacción con los músicos y todo con lo que los pensamos sorprender”, expresa el artista, quien es admirador de la comicidad de Polo Polo y de Andrés Bustamante, a quienes considera maestros en la materia.

Porque Andreas, además de talentoso es modesto y no pierde piso cuando lo llaman el mejor showman de México, lo único que da por cierto, dice, es que “llegará hasta donde lo permita Dios y el público que es quien decide hasta dónde”.

Por ahora, reconoce, “necesito estar creando, tocando, toda mi vida lo he hecho y ahora están empezando a conocernos, así que el compromiso es cambiar, renovar el espectáculo porque de lo que se trata es de que la gente se pueda seguir riendo, pues no ha habido mayor aliciente para mi crecimiento como artista que la risa del público”.

Es el compromiso que siente es con la gente que va una y otra vez a verlo pues no les puede dar el mismo show todas las veces, no se vale, dice, porque además es fiel creyente del pensamiento de Pablo Picasso, quien decía que en cualquier oficio tienes que sentarte y pensar y pensar hasta que te salga una idea original, y en ese sentido, el éxito lo ha forzado a reinventarse en cada oportunidad.

Antes, recuerda, su espectáculo no tenía el cuidado que tiene ahora de no ofender al público, pues su interés está bien definido y es el de contar historias que le pasan a él y que al mismo tiempo satisfagan el deseo de la gente de que se le desafíe mentalmente.

Porque para Zanetti, la gente busca en un espectáculo que la pongas a trabajar, que desafíes su intelecto, que no les des un chiste que, de entrada, ya sabe cómo acabará. “Siento que mi acierto es ese, darle a la gente algo que no espera, que no sabe cómo le va a llegar”.

Originario de Sonora, Andreas compone música desde los seis años, aun sin tener conocimientos formales, y a los 14 ya compone incluso canciones. Eso lo lleva a estudiar una licenciatura en piano en Bellas Artes, lo cual le apasiona, sin embargo, un día se dio cuenta que la gente se reía cuando el contaba anécdotas y hoy se ha hecho un poco adicto a esa emoción que le da hacer reír a la gente y brindarle un momento de sano esparcimiento.

Hoy por hoy, señala, “ya no podría separame, ya no soy más pianista ni más comediante, soy los dos… está rara la mezcla, sobre todo porque muchos piensan que los músicos habitualmente no tienen otras cualidades y aquí combino yo la música con la actuación, el humor, la verdad es que toda la vida me he reido de todo y de todos”.

Su nuevo show, explica, será una mezcla de buenos músicos, humor, cultura y el mayor de sus esfuerzos para que la gente salga complacida con un espectáculo de talento, sin comentarios escatológicos o xenofóbicos; un espectáculo fino con el que, “lo firmo”, se van a divertir.

Además de esta temporada de todos los viernes de enero y febrero en El Cuevón, Andreas cumplirá con presentaciones en la capital y el interior del país, e incluso podría repetir en el exterior, donde ya ha pisado escenarios de España o Argentina.

Su interés de este año está centrado, a nivel personal en su salud, mientras que en el ámbito profesional se enfocará en seguir trabajando, pues considera que ya está en el camino que quería y sólo falta trabajar y trabajar para lograr su consolidación en el medio, cada vez con más y mejor producción.

En sus inicios, recuerda, salía únicamente acompañado por un músico que tocaba en un teclado eléctrico algunas secuencias; mientras que hoy tiene siete grandes músicos que han tocado con artistas como Juanes, Christina Aguilera, Joan Sebastian, entre otros, que lo respaldan y con quienes alterna; ahora toca un piano de cola, cuando al principio era un piano eléctrico que no le permitía alcanzar la calidad que hoy puede dar en cada presentación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s