Martes sensuales: 10 malos hábitos sexuales.

por SHARLEE TRUJEQUE.

malhabito4

Lee con atención los siguientes hábitos y procura  mantenerlos alejados de tu vida intima!

1.- Irse  a la cama con cualquier persona sin importar si la conoces o no. Este comportamiento tal vez te haga sentir muy bien entre tus amistades, pero es  en realidad muy riesgoso. No solo corres el riesgo de contraer una Enfermedad de Transmisión Sexual, sino de contraerla y arruinar el resto de tu vida sexual, de contagiar luego a una persona que te interese de verdad, de lastimar los sentimientos de alguien más e incluso hasta tus propios sentimientos.  Antes de irte a la cama así por así, pon tu cabeza fría 1 minuto, piensa un poco sobre las consecuencias y si estás dispuesto en un 100% a tomar el riesgo.

2.- No  limpiar tus genitales de los residuos de fluidos luego del sexo. No es  solo por evitar alguna infección o molestia, sino también porque estos fluidos al quedarse allí, pueden  generar olores no muy agradables al poco tiempo… y no te gustaría oler feo para un segundo o tercer round cierto?.

3.- Higiene  excesiva. Si, la higiene en exceso del área genital no es recomendable así como tampoco lo es la falta de higiene. En ambos casos, se da paso a la proliferación bacteriana y esto hace tu cuerpo susceptible a enfermedades e infecciones. Aprende sobre la Higiene Genital adecuada y lleva ese punto de equilibrio a tu  ducha diaria.

malhabito2

4.- Cama  sin tender, muebles y adornos fuera de su lugar,  ropa tirada por todo el piso…. Ok,  sabemos que esto  representa algo       así como tu escena de éxito y gloria luego del sexo, pero en realidad es muy poco  sensual. No decimos que después de la acción debas levantarte de inmediato a limpiar y recoger todo el tiradero, pero recuerda que el sexo sucumbe a los sentidos… y ver una habitación desordenada no es el contexto ideal para que a tu pareja se le levante la libido de nuevo…

5.- Infidelidad.  Ser infiel, en la mayoría de las ocasiones, no te hará sentir 100% bien. Es probable que incluso te haga quedar como un mal amante, pues tu cuerpo no reaccionara como debe ya que el cerebro anda pensando en otra cosa.  Es muy probable también, que sientas  estrés, preocupación, ira o tristeza una  vez cometida la infidelidad. Por eso, antes de hacer lo que vayas a hacer, piénsalo bien.. y recuerda que, como todo en la vida, siempre hay dos opciones, cada una con sus consecuencias buenas y malas, tú verás  cuál de ellas te hará más feliz a la  larga…

6.- Suponer y Pretender. Nunca debes dar por cierto que la otra persona disfruta lo mismo que tú disfrutas en el sexo y mucho menos empezar alguna técnica o comportamiento sexual especifico sin antes haber preguntado a la pareja si está de acuerdo.  La comunicación es básica, hablen siempre sobre sus gustos y creen la base de una relación  sexual plena para ambos.

malhabito

7.- Fingir!  La única persona que se ve perjudicada cuando finges un orgasmo o finges haber disfrutado el sexo cuando en realidad no lo hiciste, eres tú y solamente tú. Si no dices lo que sientes y lo que  deseas, vas a desechar la oportunidad de una sesión inolvidable de placer… Y por que razón una persona sensata haría esto?!  Sabemos que no alcanzar el clímax puede ser incomodo para los dos, pero, no le tomen el lado malo, al fin de cuentas, no nacimos con un manual de uso de nuestra pareja para conocer sus puntos candentes y débiles desde un principio.  Así que, con tranquilidad y sin estrés, hablen sobre ello y mantengan un diálogo de propuestas para mejorar la situación. Si no lo hablan claro desde un principio o peor aún, si te lo callas, más difícil será que tengas la dicha de ser una persona sexualmente satisfecha.

8.- Esperar recibir sin tener que dar. El sexo es una autopista de dos vías. Ambos deben sentir deseo, placer y emoción. Se trata de que los dos pasen un buen rato.  Llegar a la cama y pretender que la otra persona lo haga todo  es una actitud egoísta, simple y conformista. Hay que tener claro que el placer del sexo se haya en esa reciprocidad de afecto, en donde  encontramos tanto gusto en recibir como en dar caricias y goce  al otro.

mal-habito-6

9.- Ser  inflexibles. Negarse rotundamente a cumplir un deseo de la pareja sin haberlo meditado antes. En estos temas del amor carnal, no se puede ser completamente rígido en  cierto puntos, pero tampoco tan flexibles que nos vayamos a lastimar….Aunque tengamos claro lo que nos gusta, siempre podemos hacerle espacio a algo nuevo. Claro está, cuando no interfiera con nuestros  valores. Pensar sobre la nueva técnica propuesta por tu pareja puede ser muy beneficioso para su vida íntima. Y si luego de pensarlo decides que la  respuesta es no, pues es no y eso se respeta.

10.- Ir  directo al grano! Nooo,  por favor no lo hagas! Saltarse el juego previo e ir directamente al acto de  penetración, le resta mucho sabor al sexo. Las caricias, juegos, platicas y movidas antes de la penetración, son importantísimas para calentar los deseos, para que se lubriquen los genitales, además de relajar los músculos para recibir el acto sexual de una manera más exquisita!.  Estudios demuestran que el juego previo al sexo ayuda a alcanzar orgasmos más fácil e intensamente.

malhabito3

fuente: tuguiasexual.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s