El escándalo de “The Vogue Factor”…

por SHARLEE TRUJEQUE.

voguefactor

Se ha formado una gran controversia por la publicación de un libro llamado “The Vogue Factor”, donde la ex-editora de la Revista Vogue Australia, revela secretos de las modelos que espantan a más de uno.

Imaginar empleadas hambrientas dentro de una empresa, no suena nada bueno, y mucho menos, si esas personas consumen pañuelos desechables para engañar al hambre y evitar comer como cualquier hijo de vecino.

Kirstie Clements, autora del libro, asegura que las modelos se someten a dietas extremas para mantenerse delgadas, e incluso llegan al grado de comer pañuelos desechables para no sentir hambre. La ex-editora habló sobre un viaje de trabajo de tres días donde acompañó a una modelo a la que no vió comer durante ese tiempo; ella describe que la chica se puso tan débil y que apenas podía estar de pie o abrir los ojos. Todos los involucrados en la industria de la moda se espera para comprar en una fantasía en la que no hay nada inusual acerca de ser de cinco pies y nueve (1.75 metros) y pesa 45 kilos.

modelos2

“¿Sabes cómo leer entrevistas donde los modelos insisten en que ellos comen mucho? No es cierto “, dice Kirstie Clements, editora de Vogue Australia durante 13 años. “La única manera de conseguir esa delgadez es dejar de comer. Se alimentan de papel de seda para evitar la sensación de hambre. Literalmente lo hacen pelota y se lo comen”.

Clements afirma que para despuntar en el mundo, una modelo australiana debe realizar estrictas dietas para bajar 2 tallas y alcanzar la famosa jerga “Vogue” conocido como “delgado tipo París”, aunque es por todos conocidos que el “photoshop” les ayuda en las fotografías para alargar piernas, brazos y cara, debido a que lucen demasiado pequeñas.

Desde cualquier punto de vista normal, una persona cuyo trabajo los pone en el hospital la mayor parte del tiempo es:  ilusos, y abusado por alguien. Pero la industria de la moda se apartó de las normas habituales años atrás, ni siquiera se molesta en ocultar el daño que inflige sobre todo en mujeres jóvenes. Ha desfilado en las pasarelas y en la publicidad de moda para que nadie lo vea, evidente en modelos cuyos huesos de la cadera y las extremidades del palillo sugieren que están sufriendo de desnutrición.

modelos

La moda no vale la pena morir, así que vamos a empezar a aplicar los estándares normales de salud y seguridad a esta industria enferma…¡Zas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s